» Te debería haber ofrecido a Dios al nacer. Pero era débil y había recaído. El demonio ha llegado a casa». Carrie.